Su primer Maquillaje

domingo, 12 de julio de 2015

Hola Todas hoy nuestra invitada a escribir en el Blog es Paula Herrera, periodista, mamá de la Anto y la Jacinta (9 y 5) y Parte de Estudio Bea Palma. me encantó este post, está escrito desde la experiencia... yo soy mamá de dos hombres por lo que esto no me va a tocar. Así que mamás de niñitas preparense!!!! 


Hola a todas. Les cuento que soy mamá de dos niñitas: una de 5 y otra de 9 años. La de 5 es como toda niñita que saca los maquillajes de su mamá, se pinta como “mona” y revisa los distintos productos con esa curiosidad innata que tenemos las mujeres. Gracias a Dios todavía es chica.

La de 9 años, en cambio, es mucho más retraída, tímida e insegura. Siempre le ha gustado mirar mientras me maquillo y me pregunta con gran interés para qué son las distintas cosas que tengo en mi cosmetiquero. Si bien cuando era más chica probaba mis maquillajes a escondidas, ahora no se atreve porque le da vergüenza.

Sí. Es verdad. Quedan algunos años –bien pocos a decir verdad– para que se inicie en este atractivo mundo, pero quise estar con ella la primera vez que se “pintara” de verdad. Quise probar con ella, de forma sumamente cómplice y medias a escondidas de mi marido y el resultado fue sensacional.
Le fui enseñando cómo usar las cosas básicas (máscara de pestañas, rubor y brillo labial en tonos sumamente naturales y que casi no se notaran) y más allá que se veía espectacular, realmente linda y les juro que no les digo esto porque sea mi hija, la cara de felicidad de ella de estar con su mamá viendo cosas de “mujeres grandes” fue realmente súper potente.

Además, aprovechamos de hacer una actividad en que estuvimos las dos solas. Encerradas las dos en el baño, fuimos probando dentro de los colores naturales que yo tenía los que más le gustaban a ella. Se miraba en el espejo y se sentía importante, atractiva. Estaba jugando a ser grande.

No soy sicóloga ni mucho menos, pero creo que esta actividad, realmente fue mucho más que una iniciación en el maquillaje. Ella se sintió segura, querida, tomada en cuenta y, además, se dio cuenta que menos es más en cuanto a maquillaje.

Para mi gusto, cuando las niñitas se comienzan a maquillar (sólo en unos pocos años más que ella) no es bonito un maquillaje fuerte sino que hay que apostar por la naturalidad. Muchas niñitas basan su seguridad en la cantidad de maquillaje que usan y me dio mucho gusto poder mostrarle a mi hija que esto no es así y que uno no basa su seguridad en los productos de belleza. Estos sólo deben ser unos aliados, pero lo importante es lo que uno es.

Y no es por ser latera, pero el maquillaje se inicia en una edad en que nuestras niñitas están definiendo su personalidad y si les incentivamos el maquillaje a un nivel excesivo sólo lograremos que sean más inseguras. Tienen que mostrarse tal y cual son y no esconderse tras el maquillaje.

Aquí les dejo unas fotitos de la experiencia que vivimos también en el taller de la Bea.





by Paula Herrera.

Proudly designed by | mlekoshiPlayground |